Asertividad

Es una habilidad de comunicación poco conocida, pero muy necesaria...

ASERTIVIDAD: es la capacidad de comunicar expresando de forma clara, sincera y con respeto, diciendo aquello que queremos decir, tratando de no herir los sentimientos de los demás, ni despreciando u omitiendo las opiniones propias.

No siempre nos comunicamos con otros en un estilo u otro, pero sí que tenemos tendencias dependiendo a quien nos dirigimos.

Conocer la asertividad te lleva a ajustarte a ella en tus interacciones.

Debes tener en cuenta que cada vez que actúas en una situación con pasividad, provoca que antes o después descargues ese malestar con agresividad en otras situaciones o personas que poco o nada tienen que ver con el asunto original. Y esto, te llevará a un malestar aún mayor.

Para evitar esto, te propongo que practiques la asertividad. Te recuerdo que es una habilidad, así que como la fuerza o la resistencia, hay que entrenarla para que dé sus frutos.

Pensamientos, Sentimientos y Conductas NO Asertivos. Marian Galera
Pensamientos, Sentimientos y Conductas Asertivos. Marian Galera

Fórmulas para practicar la Asertividad

Fórmula 1:

“Entiendo que digas/hagas…, pero yo pienso/quiero…”

Fórmula 2:

Pasos que puedes seguir:

1. Descripción breve del comportamiento del otro:

“Cuando tú…”

2. Descripción de tus propios sentimientos:

“Me he sentido/siento…”


3. Descripción del comportamiento que te provoca:

“Y por eso hago/hice…”


4. Sugerencia de cambio en el otro o en ambos:

“¿Por qué no…?”

Autorregistro

Te propongo que tras una conversación en la que pongas a prueba tu comunicación asertiva, te evalúes con las siguientes preguntas. Pon “Sí” o “No” en las casillas correspondientes. Cuantos más «Sí» consigas, más asertiv@ estarás siendo.

1.Mi tono de voz, ¿fue amable pero firme?

2.¿Expuse mi razonamiento sin dar demasiadas explicaciones?

3.¿Me expresé con suficiente claridad como para que el otro comprendiera lo que decía?

4.Mi expresión y gestos ¿comunicaban lo que sentía?

5.¿Me enfrenté realmente con el problema?

6.¿Solicité con claridad un cambio de conducta por parte de la otra persona?

7.¿Quedé satisfecho de mi comportamiento asertivo?

8.¿Quedó resuelto el problema?